Suscríbete por e-mail

28 de septiembre de 2007

0

Respetemos a nuestra Madre Tierra

[Carta del Presidente Evo Morales a los representantes miembros de las Naciones Unidas sobre el medio ambiente]




Hermanas y hermanos Presidentes y Jefes de Estado de las Naciones Unidas: El mundo tiene fiebre por el cambio climático y la enfermedad se llama modelo de desarrollo capitalista. Mientras en 10.000 años la variación de dióxido de carbono (CO2) en el planeta fue de aproximadamente un 10 por ciento, en los últimos 200 años de desarrollo industrial, el incremento en las emisiones de carbono ha sido de un 30 por ciento. Desde 1860, Europa y Norteamérica han contribuido con el 70 por ciento de las emisiones de CO2. El 2005 ha sido el año más caluroso de los últimos mil años en el planeta.

Diferentes investigaciones demuestran que de 40.170 especies vivas estudiadas, 16.119 están en peligro de extinción. Un pájaro de cada ocho puede desaparecer para siempre. Un mamífero de cada cuatro está amenazado. Un anfibio de cada tres puede dejar de existir. Ocho crustáceos de cada diez y tres insectos de cada cuatro están en riesgo de extinguirse. Vivimos la sexta crisis de extinción de especies vivas en la historia del planeta Tierra y, en esta ocasión, la tasa de extinción es 100 veces más acelerada que en los tiempos geológicos.

Ante este futuro sombrío, los intereses transnacionales proponen seguir como antes y pintar la máquina de verde, es decir, seguir con el crecimiento y el consumismo irracional y desigual generando más y más ganancias sin darse cuenta de que actualmente estamos consumiendo en un año lo que el planeta produce en un año y tres meses. Ante esta realidad, la solución no puede ser el maquillaje ambiental.

Para mitigar los impactos del cambio climático leo en informes del Banco Mundial que hay que acabar con los subsidios a los hidrocarburos, ponerle precio al agua y promover la inversión privada en los sectores de energía limpia. Nuevamente quieren aplicar las recetas de mercado y privatización para hacer negocios con la propia enfermedad que estas políticas producen. Lo mismo sucede en el caso de los biocombustibles puesto que para producir un litro de etanol se requieren 12 litros de agua. De igual forma, para procesar una tonelada de agrocombustibles se necesita, en promedio, una hectárea de tierra.

Ante esta situación, nosotros -los pueblos indígenas y los habitantes humildes y honestos de este planeta- creemos que ha llegado la hora de hacer un alto para reencontranos con nuestras raíces, con el respeto a la madre tierra; con la Pachamama como la llamamos en los Andes. Hoy, los pueblos indígenas de América Latina y del mundo estamos convocados por la historia para convertirnos en la vanguardia de la defensa de la naturaleza y de la vida.

Estoy convencido de que la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas, aprobada recientemente después de tantos años de lucha, tiene que pasar del papel a la realidad para que nuestros conocimientos y nuestra participación nos ayuden a construir un nuevo futuro de esperanza para todos. Quién sino los pueblos indígenas podemos señalar el rumbo de la humanidad para la preservación de la naturaleza, de los recursos naturales y de los territorios que habitamos ancestralmente.

Necesitamos un golpe de timón de fondo y a nivel mundial para dejar de ser los condenados de la tierra. Los países del norte tienen que reducir sus emisiones de carbono entre un 60 y un 80 por ciento si queremos evitar que la temperatura de la tierra suba más de 2 grados en lo que queda de siglo provocando que el calentamiento global alcance proporciones catastróficas para la vida y la naturaleza.

Tenemos que crear una Organización Mundial del Medioambiente con fuerza vinculante, y disciplinar a la Organización Mundial del Comercio empeñada en llevarnos a la barbarie. Ya no podemos seguir hablando de crecimiento del Producto Bruto Nacional sin tomar en cuenta la destrucción y el derroche de los recursos naturales. Tenemos que adoptar un indicador que permita considerar, de manera combinada, el Índice de Desarrollo Humano y la Huella Ecológica para medir nuestra situación medioambiental.

Hay que aplicar fuertes impuestos a la superconcentración de la riqueza y adoptar mecanismos efectivos para su redistribución equitativa. No es posible que tres familias tengan ingresos superiores al PIB conjunto de los 48 países más pobres. No podemos hablar de equidad y justicia social mientras continúe esta situación.

Los Estados Unidos y Europa consumen, en promedio, 8.4 veces más que el promedio mundial. Por ello, es necesario que bajen sus niveles de consumo y reconozcan que todos somos huéspedes de una misma tierra; de la misma Pachamama.

Sé que no es fácil el cambio cuando un sector extremadamente poderoso tiene que renunciar a sus extraordinarias ganancias para que sobreviva el planeta Tierra. En mi propio país sufro, con la frente en alto, ese sabotaje permanente porque estamos acabando con los privilegios para que todos podamos "Vivir Bien" y no mejor que nuestros semejantes. Sé que el cambio en el mundo es mucho más difícil que en mi país, pero tengo absoluta confianza en el ser humano, en su capacidad de razonar, de aprender de sus errores, de recuperar sus raíces y de cambiar para forjar un mundo justo, diverso, inclusivo, equilibrado y armónico con la naturaleza.

Evo Morales Ayma, Presidente de la República de Bolivia



► Fuente:

• [ Rebelión. Respetemos a nuestra Madre Tierra. Escrito por Evo Morales Ayma. Sitio consultado el 28/09/2007. ]

1

Efecto dominó

Un video de efecto dominó. Impresionante.
No tiene nada que envidiarle al de The Bravery.


[¿cuántas horas habrán tardado en producirlo?]



► Fuente:

• [ Tecnología 21 ]

23 de septiembre de 2007

0

Bolivia: Debaten eliminar el financiamiento a los partidos políticos

En Telesur leo que en Bolivia se está debatiendo si se debe eliminar el financiamiento a los partidos políticos, para destinar ese dinero a un fondo solidario [Fondo Nacional de Solidaridad y Equidad] que ayude a los pobres y discapacitados.


Por más que las intenciones sean buenas, me parece que eliminar el financiamiento a los partidos políticos sería un error gravísimo, ya que éstos quedarían subordinados exclusivamente a las grandes empresas [o a donaciones, pero en un monto infinitamente inferior].

De ese modo, los partidos que defiendan los intereses de los poderosos y de las multinacionales tendrían a su disposición ingentes cantidades de dinero, mientras que el resto de los partidos difícilmente podrían financiar una campaña.

Espero que el pueblo hermano de Bolivia tome consciencia de lo que significaría esta medida, que subordinaría aún más el poder político al poder económico.

Por último, cito unas frases propias que dejé en los comentarios de este artículo:

Considero totalmente injusto que el poder económico tenga una importancia fundamental al momento de determinar quiénes van a ser nuestros representantes, y por lo tanto, qué intereses van a defender.

[...]

Creo firmemente en la igualdad de oportunidades. Y para que haya igualdad de oportunidades, todos deben tener el mismo espacio para presentar sus propuestas y sus ideas.
[Sacarle la principal fuente de ingreso a los partidos chicos aumentaría aún más estas desigualdades]

0

Lluvia

Está por llover y la naturaleza lo anuncia. Comienza a soplar el viento con vigor. El aire se torna húmedo, espeso. Mi alma espera la caída de la primera gota.

Me gusta la lluvia. Me gusta caminar esquivando charcos. Me gusta sentir las diminutas gotitas sobre mi cuerpo mojado.


[por eso, lluvia, te dedico esta entrada]


Lluvia [1919], de Federico García Lorca

La lluvia tiene un vago secreto de ternura,
algo de soñolencia resignada y amable,
una música humilde se despierta con ella
que hace vibrar el alma dormida del paisaje.

Es un besar azul que recibe la Tierra,
el mito primitivo que vuelve a realizarse.
El contacto ya frío de cielo y tierra viejos
con una mansedumbre de atardecer constante.

Es la aurora del fruto. La que nos trae las flores
y nos unge de espíritu santo de los mares.
La que derrama vida sobre las sementeras
y en el alma tristeza de lo que no se sabe.

La nostalgia terrible de una vida perdida,
el fatal sentimiento de haber nacido tarde,
o la ilusión inquieta de un mañana imposible
con la inquietud cercana del color de la carne.

El amor se despierta en el gris de su ritmo,
nuestro cielo interior tiene un triunfo de sangre,
pero nuestro optimismo se convierte en tristeza
al contemplar las gotas muertas en los cristales.

Y son las gotas: ojos de infinito que miran
al infinito blanco que les sirvió de madre.

Cada gota de lluvia tiembla en el cristal turbio
y le dejan divinas heridas de diamante.
Son poetas del agua que han visto y que meditan
lo que la muchedumbre de los ríos no sabe.

¡Oh lluvia silenciosa, sin tormentas ni vientos,
lluvia mansa y serena de esquila y luz suave,
lluvia buena y pacifica que eres la verdadera,
la que llorosa y triste sobre las cosas caes!

¡Oh lluvia franciscana que llevas a tus gotas
almas de fuentes claras y humildes manantiales!
Cuando sobre los campos desciendes lentamente
las rosas de mi pecho con tus sonidos abres.

El canto primitivo que dices al silencio
y la historia sonora que cuentas al ramaje
los comenta llorando mi corazón desierto
en un negro y profundo pentagrama sin clave.

Mi alma tiene tristeza de la lluvia serena,
tristeza resignada de cosa irrealizable,
tengo en el horizonte un lucero encendido
y el corazón me impide que corra a contemplarte.

¡Oh lluvia silenciosa que los árboles aman
y eres sobre el piano dulzura emocionante;
das al alma las mismas nieblas y resonancias
que pones en el alma dormida del paisaje!



2

Freedom speech

17 de septiembre. Conferencia pública de John Kerry en la Universidad de Florida. Un estudiante [Andrew Meyer] se dirige al ex candidato presidencial para preguntarle por qué si estaba claro que las elecciones de 2004 habían sido manipuladas le reconocieron tan rápidamente la victoria a Bush, y además le pregunta si forma parte de la sociedad secreta Skull and Bones.

Inmediatamente interviene la policía para detenerlo. El estudiante no entiende el por qué de la intervención policial. [¿Una pregunta incómoda, tal vez?] La policía lo lleva al fondo y lo tortura con un táser [arma de electrochoque], mientras Kerry comienza a contestar la pregunta como si nada estuviera pasando. [Y, por supuesto, ninguno de los asistentes interviene; no vaya a ser que ellos sean los próximos].

[En la tierra de la libertad de expresión -Freedom Speech-]:

[Un video vale más que mil palabras]

18 de septiembre de 2007

3

[Humor] Suicidio a largo plazo



► Fuente:

• [ Chuanolog ]

0

Biografía de Tadeo Isidoro Cruz

Hoy a la salida del curso de preceptores estaba conversando con dos amigos, Mónica y Dieguito, acerca de diversos temas, y en un momento dado la conversación derivó hacia el Martín Fierro, lo que trajo a mi memoria un cuento de Borges: Biografia de Tadeo Isidoro Cruz.


Las circunstancias en que lo había leído no eran las más agradables. No cabe lugar a dudas de que no es lo mismo leer por obligación que por placer: uno ya se predispone negativamente. Y más cuando la lectura se hace a tempranas horas de la mañana, y cuando las horas de descanso en la noche anterior no superan los dedos de una mano. Sin embargo, a pesar de las cuestiones mencionadas, recuerdo que me había quedado una buena impresión de este cuento, por lo que hoy al retornar a mi hogar decidí buscarlo, y definitivamente confirmé el vago recuerdo que tenía. Desde su comienzo hasta su fin, es un cuento imperdible.

[Recomiendo la previa lectura del Martín Fierro]


Biografía de Tadeo Isidoro Cruz (1829 - 1874)

I'm looking for the face I had
Before the world was made.
Yeats: The winding stair.

El seis de febrero de 1829, los montoneros que, hostigados ya por Lavalle, marchaban desde el Sur para incorporarse a las divisiones de López, hicieron alto en una estancia cuyo nombre ignoraban, a tres o cuatro leguas del Pergamino; hacia el alba, uno de los hombres tuvo una pesadilla tenaz: en la penumbra del galpón, el confuso grito despertó a la mujer que dormía con él. Nadie sabe lo que soñó, pues al otro día, a las cuatro, los montoneros fueron desbaratados por la caballería de Suárez y la persecución duró nueve leguas, hasta los pajonales ya lóbregos, y el hombre pereció en una zanja, partido el cráneo por un sable de las guerras del Perú y del Brasil. La mujer se llamaba Isidora Cruz; el hijo que tuvo recibió el nombre de Tadeo Isidoro.

Mi propósito no es repetir su historia. De los días y noches que la componen, sólo me interesa una noche; del resto no referiré sino lo indispensable para que esa noche se entienda. La aventura consta en un libro insigne; es decir, en un libro cuya materia puede ser todo para todos (1 Corintios 9:22), pues es capaz de casi inagotables repeticiones, versiones, perversiones. Quienes han comentado, y son muchos, la historia de Tadeo Isidoro, destacan el influjo de la llanura sobre su formación, pero gauchos idénticos a él nacieron y murieron en las selváticas riberas del Paraná y en las cuchillas orientales. Vivió, eso sí, en un mundo de barbarie monótona. Cuando, en 1874, murió de una viruela negra, no había visto jamás una montaña ni un pico de gas ni un molino. Tampoco una ciudad. En 1849, fue a Buenos Aires con una tropa del establecimiento de Francisco Xavier Acevedo; los troperos entraron en la ciudad para vaciar el cinto: Cruz, receloso, no salió de una fonda en el vecindario de los corrales. Pasó ahí muchos días, taciturno, durmiendo en la tierra, mateando, levantándose al alba y recogiéndose a la oración. Comprendió (más allá de las palabras y aun del entendimiento) que nada tenía que ver con él la ciudad. Uno de los peones, borracho, se burló de él. Cruz no le replicó, pero en las noches del regreso, junto al fogón, el otro menudeaba las burlas, y entonces Cruz (que antes no había demostrado rencor, ni siquiera disgusto) lo tendió de una puñalada. Prófugo, hubo de guarecerse en un fachinal: noches después, el grito de un chajá le advirtió que lo había cercado la policía. Probó el cuchillo en una mata: poro que no le estorbaran en la de a pie, se quitó las espuelas. Prefirió pelear a entregarse. Fue herido en el antebrazo, en el hombro, en la mano izquierda; malhirió a los más bravos de la partida; cuando la sangre le corrió entre los dedos, peleó con más coraje que nunca; hacia el alba, mareado por la pérdida de sangre, lo desarmaron. El ejército, entonces, desempeñaba una función penal; Cruz fue destinado a un fortín de la frontera Norte. Como soldado raso, participó en las guerras civiles; a veces combatió por su provincia natal, a veces en contra. El veintitrés de enero de 1856, en las Lagunas de Cardoso, fue uno de los treinta cristianos que, al mando del sargento mayor Eusebio Laprida, pelearon contra doscientos indios. En esa acción recibió una herida de lanza.

En su oscura y valerosa historia abundan los hiatos. Hacia 1868 lo sabemos de nuevo en el Pergamino: casado o amancebado, padre de un hijo, dueño de una fracción de campo. En 1869 fue nombrado sargento de la policía rural. Había corregido el pasado; en aquel tiempo debió de considerarse feliz, aunque profundamente no lo era. (Lo esperaba, secreta en el porvenir, una lúcida noche fundamental: la noche en que por fin vio su propia cara, la noche que por fin oyó su nombre. Bien entendida, esa noche agota su historia; mejor dicho, un instante de esa noche, un acto de esa noche, porque los actos son nuestro símbolo.) Cualquier destino, por largo y complicado que sea, consta en realidad de un solo momento: el momento en que el hombre sabe para siempre quién es. Cuéntase que Alejandro de Macedonia vio reflejado su futuro de hierro en la fabulosa historia de Aquiles; Carlos XII de Suecia, en la de Alejandro. A Tadeo Isidoro Cruz, que no sabía leer, ese conocimiento no le fue revelado en un libro; se vio a sí mismo en un entrevero y un hombre. Los hechos ocurrieron así:

En los últimos días del mes de junio de 1870, recibió la orden de apresar a un malevo, que debía dos muertes a la justicia. Era éste un desertor de las fuerzas que en la frontera Sur mandaba el coronel Benito Machado en una borrachera, había asesinado a un moreno en un lupanar; en otra, a un vecino del partido de Rojas; el informe agregaba que procedía de la Laguna Colorada. En este lugar, hacía cuarenta años, habíanse congregado los montoneros para la desventura que dio sus carne a los pájaros y a los perros; de ahí salió Manuel Mesa, que fue ejecutado en la plaza de la Victoria, mientras los tambores sonaban para que no se oyera su ira; de ahí, el desconocido que engendró a Cruz y que pereció en una zanja, partido el cráneo por un sable de las batallas del Perú y del Brasil. Cruz había olvidado el nombre del lugar; con leve pero inexplicable inquietud lo reconoció... El criminal, acosado por los soldados, urdió a caballo un largo laberinto de idas y de venidas; éstos, sin embargo lo acorralaron la noche del doce de julio. Se había guarecido en un pajonal. La tiniebla era casi indescifrable; Cruz y ¡os suyos, cautelosos y a pie, avanzaron hacia las matas en cuya hondura trémula acechaba o dormía el hombre secreto. Gritó un chajá; Tadeo Isidoro Cruz tuvo la impresión de haber vivido ya ese momento. El criminal salió de la guarida para pelearlos. Cruz lo entrevió, terrible; la crecida melena y la barba gris parecían comerle la cara. Un motivo notorio me veda referir la pelea. Básteme recordar que el desertor malhirió o mató a varios de los hombres de Cruz. Este, mientras combatía en la oscuridad (mientras su cuerpo combatía en la oscuridad), empezó a comprender. Comprendió que un destino no es mejor que otro, pero que todo hombre debe acatar el que lleva adentro. Comprendió que las jinetas y el uniforme ya lo estorbaban. Comprendió su íntimo destino de lobo, no de perro gregario; comprendió que el otro era él. Amanecía en la desaforada llanura; Cruz arrojó por tierra el quepis, gritó que no iba a consentir el delito de que se matara a un valiente y se puso a pelear contra los soldados junto al desertor Martín Fierro.

16 de septiembre de 2007

0

50 Plantillas para Blogger

Mediante Blog and Web me entero de que Mashable publicó 50 Plantillas para Blogger [sitio en inglés].

Algunas son muy elaboradas y muy bien hechas. Aquí algunas que me gustaron:

► Mushblue


► Erudite


► Minimalista


Pueden ver 47 diseños más haciendo click acá. Espero que les sirvan :o)

4

Unificar feeds con afeeda

Hoy descubrí afeeda, una página que nos permite unir varios RSS en uno solo. De esta manera, podemos mostrar en tiempo real cuándo uno de nuestros blogs favoritos ha publicado un nuevo artículo, e integrar esto a nuestro blog [pueden ver un ejemplo en la barra lateral].


Aún me faltaría saber cómo limitar el título que se muestra a un determinado número de caracteres [para que no ocupe varios renglones]. Si alguien sabe cómo hacerlo, por favor que me deje un comentario :o)

En principio, estos son los blogs que agregué [no son todos los que leo, pero le quiero dar prioridad a los blogs chicos]:

[por orden alfabético]
1Neurona
Blog and Web
BLOGus
Cambiemos el mundo
Chuanolog
Diario de un demente
LineUp
miRocanrol
Nota de Color
Un Blog Politicamente Incorrecto
X-centric-O

Y en cuanto a los medios:

[por orden alfabético]
Telesur | Latinoamérica
Telesur | Opinión
Telesur | Vuelta al mundo
Red Voltaire

[Lamentablemente, algunos medios todavía no se han dado cuenta de la importancia que tiene hoy en día tener un RSS.]

Espero que les sirva esta herramienta, y si tienen alguna duda dejen un comentario que trataré de solucionarla.

11 de septiembre de 2007

5

Hombre de la paz [Homenaje a Salvador Allende]


Allende [1983], de Mario Benedetti

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,

para vencer al hombre de la paz
tuvieron que congregar todos los odios
y además los aviones y los tanques,

para batir al hombre de la paz
tuvieron que bombardearlo, hacerlo llama,
porque el hombre de la paz era una fortaleza

Para matar al hombre de la paz
tuvieron que desatar la guerra turbia,

para vencer al hombre de la paz
y acallar su voz modesta y taladrante
tuvieron que empujar el terror hasta el abismo
y matar más para seguir matando,

para batir al hombre de la paz
tuvieron que asesinarlo muchas veces
porque el hombre de la paz era una fortaleza,

Para matar al hombre de la paz
tuvieron que imaginar que era una tropa,
una armada, una hueste, una brigada,
tuvieron que creer que era otro ejército,

pero el hombre de la paz era tan sólo un pueblo
y tenía en sus manos un fusil y un mandato

y eran necesarios más tanques, más rencores
más bombas, más aviones, más oprobios
porque el hombre de la paz era una fortaleza

Para matar al hombre de la paz
para golpear su frente limpia de pesadillas
tuvieron que convertirse en pesadilla,

para vencer al hombre de la paz
tuvieron que afiliarse siempre a la muerte
matar y matar más para seguir matando
y condenarse a la blindada soledad,

para matar al hombre que era un pueblo
tuvieron que quedarse sin el pueblo.

7 de septiembre de 2007

4

[Cita] William Howard Taft

No está distante el día en que tres estrellas y tres franjas en tres puntos equidistantes delimiten nuestro territorio: una en el Polo Norte, otra en el Canal de Panamá y la tercera en el Polo Sur. El hemisferio completo de hecho será nuestro en virtud de nuestra superioridad racial, como es ya nuestro moralmente.

William Howard Taft
[Presidente N° 27 de EEUU]

0

Continuidad de los parques

Continuidad de los parques [de Julio Cortázar] es el primero de siete cuentos recopilados en Final del juego [1956]. ¡Disfrútenlo!


Había empezado a leer la novela unos días antes. La abandonó por negocios urgentes, volvió a abrirla cuando regresaba en tren a la finca; se dejaba interesar lentamente por la trama, por el dibujo de los personajes. Esa tarde, después de escribir una carta a su apoderado y discutir con el mayordomo una cuestión de aparcerías volvió al libro en la tranquilidad del estudio que miraba hacia el parque de los robles. Arrellanado en su sillón favorito de espaldas a la puerta que lo hubiera molestado como una irritante posibilidad de intrusiones, dejó que su mano izquierda acariciara una y otra vez el terciopelo verde y se puso a leer los últimos capítulos. Su memoria retenía sin esfuerzo los nombres y las imágenes de los protagonistas; la ilusión novelesca lo ganó casi en seguida. Gozaba del placer casi perverso de irse desgajando línea a línea de lo que lo rodeaba, y sentir a la vez que su cabeza descansaba cómodamente en el terciopelo del alto respaldo, que los cigarrillos seguían al alcance de la mano, que más allá de los ventanales danzaba el aire del atardecer bajo los robles. Palabra a palabra, absorbido por la sórdida disyuntiva de los héroes, dejándose ir hacia las imágenes que se concertaban y adquirían color y movimiento, fue testigo del último encuentro en la cabaña del monte. Primero entraba la mujer, recelosa; ahora llegaba el amante, lastimada la cara por el chicotazo de una rama. Admirablemente restallaba ella la sangre con sus besos, pero él rechazaba las caricias, no había venido para repetir las ceremonias de una pasión secreta, protegida por un mundo de hojas secas y senderos furtivos. El puñal se entibiaba contra su pecho, y debajo latía la libertad agazapada. Un diálogo anhelante corría por las páginas como un arroyo de serpientes, y se sentía que todo estaba decidido desde siempre. Hasta esas caricias que enredaban el cuerpo del amante como queriendo retenerlo y disuadirlo, dibujaban abominablemente la figura de otro cuerpo que era necesario destruir. Nada había sido olvidado: coartadas, azares, posibles errores. A partir de esa hora cada instante tenía su empleo minuciosamente atribuido. El doble repaso despiadado se interrumpía apenas para que una mano acariciara una mejilla. Empezaba a anochecer.

Sin mirarse ya, atados rígidamente a la tarea que los esperaba, se separaron en la puerta de la cabaña. Ella debía seguir por la senda que iba al norte. Desde la senda opuesta él se volvió un instante para verla correr con el pelo suelto. Corrió a su vez, parapetándose en los árboles y los setos, hasta distinguir en la bruma malva del crepúsculo la alameda que llevaba a la casa. Los perros no debían ladrar, y no ladraron. El mayordomo no estaría a esa hora, y no estaba. Subió los tres peldaños del porche y entró. Desde la sangre galopando en sus oídos le llegaban las palabras de la mujer: primero una sala azul, después una galería, una escalera alfombrada. En lo alto, dos puertas. Nadie en la primera habitación, nadie en la segunda. La puerta del salón, y entonces el puñal en la mano, la luz de los ventanales, el alto respaldo de un sillón de terciopelo verde, la cabeza del hombre en el sillón leyendo una novela.

5 de septiembre de 2007

18

Fraude en Córdoba

Esta encuesta refleja lo que siente la gente en las calles ante el FRAUDE perpetrado el domingo pasado.

Elecciones provinciales: ¿qué sentimiento le despertaron los resultados? [8254 votos]

[D'Alessio-Irol]

2 de septiembre de 2007

5

Consideraciones acerca del sistema electoral estadounidense

A continuación les presento un artículo de Eduardo Stanley, que revela aspectos interesantes del sistema electoral estadounidense. Mediante la lectura de dicho artículo podemos distinguir ciertas características comunes a todos los sistemas electorales occidentales, para finalmente poder elaborar nuestra conclusión.

Mi reflexión sobre este asunto es la siguiente:

Desde el momento en que es necesario el poder económico para ganar una elección [infraestructura, publicidad, etc.], la democracia deja de ser democracia y se transforma en dictadura del poder económico.



Adiós a la democracia
EEUU: Elecciones 2004

Este año, los partidos políticos se han gastado más de 600 millones de dólares en propaganda. Considerando otros gastos, como alquileres de oficinas, campañas telefónicas, gastos de giras proselitistas, etc, demócratas y republicanos superaron en conjunto los 1.000 millones de dólares.

Incluso en las contiendas estatales, el costo de las mismas haría casi imposible que un ciudadano normal se presentara como candidato. Por ejemplo, la lucha por el distrito estatal 30 de California entre Nicole Parra y Dean Gardner costó más de 3 millones de dólares. Solamente con el apoyo de uno de los partidos hegemónicos se puede llegar a ser candidato. Esto implica un "filtro" al que no todos los ciudadanos están dispuestos a someterse y deja a los independientes fuera de la escena política.

El sistema electoral estadounidense es anticuado y absurdo. Un candidato presidencial puede ganar en voto popular pero si no obtiene suficientes votos en el Colegio Electoral, pierde. Cada uno de los 50 Estados tiene un número de electores en el Colegio Electoral, de acuerdo a su población. Por ejemplo, California, el más numeroso, tiene 55. Pero, ¿a quién representan estos electores? Sólo a uno: el candidato ganador en ese Estado se los lleva todos. Por ello, la campaña presidencial se centra fundamentalmente en los Estados "pendulares" que pueden proporcionar a un candidato la cantidad necesaria de votos electorales.

Como California es tradicionalmente demócrata, Bush tenía que asegurarse varios Estados del centro y el sur para triunfar. Hace dos años otorgó subsidios agrícolas por valor de 10.000 millones de dólares a distribuir en diez años. Este apoyo a la agricultura es selectiva: se orienta a ciertos granos, como cereales y arroz, que predominan en el centro y sur del país. En cambio, no apoyó el cultivo de la uva californiana.

[...]

El sistema electoral de Estados Unidos no es proporcional, lo que significa que no hay lugar para otros partidos. Esto quiere decir que aunque se organicen diferentes sectores disconformes con la dualidad republicanos-demócratas, las posibilidades de ganar escaños para ejercer el derecho democrático de cuestionar las decisiones oficiales, no existe. ¿Y las organizaciones de base y los medios de comunicación? Controlados por el poder, por supuesto.

Durante décadas, los conservadores atacaron incesantemente a los medios de comunicación por ser "liberales". Este acoso rindió frutos y hoy la mayoría de los medios hegemónicos pertenecen a poderosas corporaciones y expresan una tendencia mucho más derechista que hace años. Además, los conservadores disfrutan de una gran variedad de cadenas de medios que hacen propaganda abierta de sus ideas y atacan a los críticos. Entre ellas, la cadena de TV por cable Fox, propiedad del millonario Rupert Murdoch, y decenas de radios cristianas y ultraconservadoras que asumen abiertamente su activismo.

Ante todo ello, los ciudadanos críticos, independientes, poco pueden hacer. Las ONG y organizaciones de base en general dependen de fundaciones y fondos oficiales para poder movilizarse, pero por ley están muy limitadas so pena de perder sus fondos. Al asumir la presidencia por primera vez, Bush decidió que organizaciones religiosas recibieran millones de dólares para "actividades caritativas". Esta resultó ser una formidable base política. El lenguaje moral comenzó a dominar más claramente las cuestiones sociales y políticas. Así, es común que predicadores y pastores de diferentes iglesias pidan a sus fieles votar por candidatos que no apoyen el aborto: una manera poco disimulada de pedir el voto para candidatos republicanos. Organizaciones, iglesias y activistas religiosos se convirtieron en la base firme, disciplinada y hasta fanática del apoyo a Bush y su partido. Por ejemplo, el voto republicano de la población negra creció del 8 al 16 por ciento gracias a la influencia religiosa.

Además de mantener la Casa Blanca, los conservadores han aumentado el control del Congreso y es posible que también crezca su influencia en el Tribunal Supremo de Justicia. Sumado a la prensa y una amplia base religiosa, el dominio social conservador es casi total: una condición básica de todo imperio. Washington afirma defender valores democráticos en nombre de los cuales ataca y conquista otras naciones. O critica a personajes como Fidel Castro por llevar 40 años en el poder, cuando los Bush, Rumsfeld, Cheney y otros llevan eso y más en el poder (sea político o económico).

Cuando la dictadura se consolida, el lenguaje se hace más confuso para disfrazar lo evidente.



► Fuente:

• [ La Insignia ]

1 de septiembre de 2007

0

[Video] Memoria del Saqueo

La tragedia que nos tocó vivir con el derrumbe del gobierno liberal de De la Rúa, me impulsaron a volver a mis inicios en el cine, hace más de 40 años, cuando la búsqueda de una identidad política y cinematográfica y la resistencia a la dictadura, me llevaron a filmar La Hora de los Hornos. Las circunstancias han cambiado y para mal: ¿Cómo fue posible que en el “granero del mundo” se padeciera hambre? El país había sido devastado por un nuevo tipo de agresión, silenciosa y sistemática, que dejaba más muertos que los del terrorismo de Estado y la guerra de Malvinas. En nombre de la globalización y el libre comercio, las recetas económicas de los organismos internacionales terminaron en el genocidio social y el vaciamiento financiero del país. La responsabilidad de los gobiernos de Menem y De la Rúa no exime al FMI, al Banco Mundial ni a sus países mandantes. Buscando beneficios extraordinarios nos impusieron planes neoracistas que suprimían derechos sociales adquiridos y condenaron a muerte por desnutrición, vejez prematura o enfermedades curables, a millones de personas. Eran crímenes de lesa humanidad en tiempos de paz.
Una vez más, la realidad me impuso recontextualizar las imágenes y componer un fresco vivo de lo que habíamos soportado durante las tres décadas que van de la dictadura de Videla a la rebelión popular del 19 y 20 de diciembre de 2001, que terminó con el gobierno de la Alianza. Memoria del Saqueo es mi manera de contribuir al debate que en Argentina y el mundo se está desarrollando con la certeza [de] que frente a la globalización deshumanizada, otro mundo es posible.

Fernando 'Pino' Solanas






► Fuente:

• [ Página Oficial de Fernando Pino Solanas. Memoria del saqueo (2004). Sitio consultado el 31/08/2007. ]