Suscríbete por e-mail

18 de julio de 2008

La distribución de la riqueza durante el gobierno de Néstor Kirchner

Afirmación: "Con los Kirchner no hay distribución de la riqueza".
Respuesta: Falso.


La distribución de la riqueza hace referencia a la manera en que la riqueza global existente en una sociedad se reparte o llega a los individuos y grupos que la componen [1]. En ese sentido, se debe considerar que siempre existe distribución de la riqueza.

Sin embargo, generalmente se utiliza dicha expresión para hacer referencia a la transferencia de bienes, y en especial de rentas, de unos sectores a otros de la población, para hacer la distribución de la misma más homogénea [2]. Esto se logra mediante la intervención del Estado en la economía, entendiendo que el libre juego del mercado tiende a provocar desigualdades económicas entre individuos, entre regiones, entre sectores productivos, y que es necesaria la intervención del Estado a fin de corregir dichas desigualdades [3] [4].

Para medir el grado de desigualdad en la distribución del ingreso en un país, los economistas utilizan diversos índices, con propiedades distintas entre sí. Uno de los índices más utilizados es el coeficiente de Gini, que indica el área comprendida entre la Curva de Lorenz y la Línea de Equidistribución [5]. Se traduce en un número entre 0 y 1, en donde 0 se corresponde con la perfecta igualdad y 1 se corresponde con la perfecta desigualdad [6].

Teniendo en cuenta este índice, veamos la evolución del coeficiente Gini de concentración del ingreso para el período 1994/2006: [7]


Se puede apreciar que, a partir de la asunción del presidente Kirchner, la tendencia se ha revertido y el coeficiente de Gini ha comenzado a descender, alcanzando el valor más bajo de la serie desde 1996 [8]. Esto se traduce en modificaciones concretas de la estructura social, como demuestra el siguiente gráfico: [9]


En cuanto a los índices de pobreza e indigencia, también se han logrado avances importantes: [10]



En base a los datos presentados, podemos concluir que durante la llamada "Era Kirchner" se ha logrado un avance importante en relación a una distribución del ingreso más equitativa, lo que queda en evidencia por la disminución del coeficiente Gini y de los índices de pobreza e indigencia.

Como contrapartida, podemos decir que la distribución de la riqueza sigue siendo una materia pendiente ya que, a pesar de los progresos en los últimos años, los índices de desigualdad, pobreza e indigencia siguen siendo elevados. En ese sentido, es necesario avanzar con medidas que tiendan a profundizar la redistribución de la riqueza; por ejemplo, mediante una reforma integral del sistema tributario para dotarlo de mayor progresividad [11].

Queda mucho por hacer, pero se vislumbra luz en el horizonte.


Notas:

[1] Distribución. Diccionario de economía y finanzas. Eumed.net.

[2] Redistribución de la riqueza. Diccionario de economía y finanzas. Eumed.net.

[3] Los objetivos de la política económica. Manual básico de Economía EMVI. Escrito por el Dr. Juan Carlos Martínez Coll.

[4] El Informe de Desarrollo Humano de las Naciones Unidas (PNUD 1998) informaba que sólo 225 personas acumulan el 40% de la riqueza mundial. Sobre la pobreza y el reparto de la riqueza. ECO 21. Escrito por José Luis de Leonardo.

[5] Revisión de algunos indicadores para medir la desigualdad. CEPAL. Escrito por Xavier Mancero.

[6] Coeficiente de Gini. Wikipedia.

[7] Gráfico elaborado a partir de los datos del Estudio sobre distribución funcional del ingreso, brecha y coeficiente gini. Consultora eQuis. La línea azul representa el coeficiente de Gini, mientras que la línea celeste es una línea de tendencia polinomial de orden 4.

[8] Estudio sobre distribución funcional del ingreso, brecha y coeficiente gini. Consultora eQuis.

[9] Gráfico del Estudio sobre distribución funcional del ingreso, brecha y coeficiente gini. Consultora eQuis.

[10] Gráficos elaborados a partir de los datos del Estudio sobre distribución funcional del ingreso, brecha y coeficiente gini. Consultora eQuis.

[11] Recordemos que ésta era una de las propuestas económicas de Néstor Kirchner en las elecciones 2003. El plan económico de Néstor Kirchner. BradyNet Forum.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Te felicito x el blog!!!
Se creó la primera red social y profesional de prensa argentina, para compartir, intercambiar, aprender, debatir, crear lazos profesionales y personales. Te esperamos, unite!
http://argenprensa.ning.com/?xgi=dbRuZSv

Santi Monse dijo...

¡Muchas gracias por las felicitaciones!

Me he registrado en Argenprensa, pero me gustaría saber más de qué se trata.

¡Saludos!

goliardo-argentino dijo...

Grande, por suerte hay pibes como vos, y si la verdad a mi Pino de desiluciono mucho, por eso mi critica es tan dura. yo era de los que votaba a alguien presentable a presidencia, y partidos de izquierda constructiva para diputados. siempre pensando que en las cuestiones sencibles iban a apoyar lo bueno y descartar lo malo. lo que logra Lozano y Pino, es que uno vote toda la lista sábana.

saludos, soy de san martin y tengo 30 años

nanolefou dijo...

Sos un crack pibe!
No, en serio... ¿Porque cuesta tanto encontrar un resumen así?

Opciones:
1) Porque hay que ser un crack para hacerlos
2)Porque los otros son unos crack para esconder estos datos

No se... Both?

Santi Monse dijo...

Muchas gracias, pero en realidad no fue más que recolectar información y presentarla junto con algunos conceptos económicos [para adaptarlo a un público no familiarizado con éstos].

Te cuento que esta entrada nació a partir de la discusión con una amiga sobre el conflicto con los sojeros. Ella me decía: "¿vos te pensás que el gobierno va a redistribuir, cuando no redistribuyó nada en los últimos 4 años?". Ésta fue una parte de mi respuesta, para mostrar que esa cantinela repetida día a día por los medios masivos de comunicación era falsa.

La otra parte de la respuesta se basaba en la idea de que las retenciones móviles son redistributivas por su naturaleza misma, ya que desacopla el mercado interno de las bruscas variaciones de los precios internacionales. Esto favorece al conjunto de la población, pero especialmente a los sectores más pobres que destinan una mayor parte del ingreso a alimentos [1].

Además, a esto se le añade el destino anunciado que iba a tener lo que se recaudase de diferencia [de claro carácter redistributivo]:
• 50% a hospitales públicos y centros de salud.
• 20% a viviendas populares urbanas o rurales.
• 20% a caminos rurales.
• 10% al fortalecimiento de la agricultura familiar.

En fin, no sé por qué me explayé tanto. Te comento, por último, que en estos días he encontrado una información muy buena sobre redistribución de la riqueza en el gobierno de Néstor Kirchner, así que espero poder escribir una entrada cuando tenga algún tiempito.

¡Saludos!

Notas:

[1] Según datos de 2004/5: "[...] el consumo de alimentos y bebidas [...] representa el 33,4 por ciento del presupuesto familiar. Pero en el caso del 20 por ciento de las familias que menos ingresos tienen, el porcentaje de los recursos destinados a la compra de alimentos asciende al 50 por ciento". El gordo y el flaco. Página 12. Escrito por Diego Rubinzal.